ODISEAS EN SITGES PRIMERA PARTE


Como muchas de vosotras sabéis estos 3 últimos días he estado en Sitges y han sucedido algunos acontecimientos que merecen ser nombrados.
Acudíamos a Barcelona mi compañera Mapi y yo y nos recogía en la estación La Bruja Pepa y dos amigas que aunque las he tenido en mis cursos ¿cómo se llaman? "qui lo sa" ( podría llamar a Pepa preguntarle y quedar como dios, pero no se lo creería ni mi madre). Nos habían sacado los billetes de tren para ayudarnos a llegar pronto. Ibamos cargadas como mulas, 4 maletas que no había cristo que las levantara, un tubo enorme con un poster, un bolso al hombro que pesaba como una maleta en fin que parecía que íbamos de mudanza, pero eso si, ni un maldito paraguas, y cuando llegamos a Sitges llovía a mares, aunque pensándolo mejor aunque lo hubiéramos llevado como no lo sujetaramos con los dientes..., mira Mapi taxis libres dije yo, y nos fuimos las 5 directamente a ellos, en el camino se nos unió otra loca del patch y decidimos compartir los dos taxis en uno nos montamos Pepa, su neumonía, yo y todo el equipaje y para contrarestar el peso en el otro iban las otras 4. Nos ponemos en marcha y llegamos al paseo marítimo y nos dice el taxista que el día de antes no estaba cortado y que nuestro hotel esta justo delante. Nos cobra más de 8 euros (el precio que cuesta de coger un taxi en Zaragoza desde una extremo de la ciudad al centro) y pretende que nos bajemos lloviendo a mares y con todo el equipaje para recorrer medio paseo marítimo que con las obras se había convertido en un metro de ancho ( las que habéis estado allí sabéis de que hablo), me fijo en el hotel que dice y veo que no es el nuestro. Suena el móvil ¿donde estas? estoy en la puerta del hotel . Le digo al taxista que se ha equivocado de camino y que su compañero ya ha llegado a la misma puerta del hotel y que no vamos a bajarnos allí lloviendo que no es la dirección. El c.... vuelve a bajar la bandera y se pone de nuevo en marcha, sigue sonando el móvil para saber nuestra ruta y el taxista que sigue dando vueltas y al final nos deja según el en el hotel, el c... nos dejó a mitad del pueblo al otro lado del castillo y lloviendo. Os podéis imaginar la escena Pepa y yo cargadas hasta los dientes y sin saber a que distancia del hotel estábamos, porque ahora se donde nos había dejado pero entonces no tenía ni idea, y el móvil no paraba de sonar, el grupo creía que nos habían secuestrado. Cuando llegamos sudando y jurando al paseo marítimo pudimos pedir refuerzos para que nos ayudaran. Si Pepa supera esta prueba de esfuerzo con neumonía incluida es que esta hecha de una pasta especial, porque yo sana como una manzana todavía tengo secuelas del esfuerzo y la vena del cuello todavía la tengo inchada de discutir con el taxista que pretendía volverme a cobrar la carrera.

La foto corresponde a los regalos que me dieron Pepa, Ana Miranda y el grupo de Málaga que el año pasado me regalaron su broche de flor y este año me guardaban su simpática ovejita. Y me toco el centro que había en la mesa de la cena, un farolillo con material para patch para que nos iluminemos para el tema del año que viene "¿que es lo que te gusta?", a ver que no os pregunto nada que ese es el título.

Continuará..................

17 comentarios:

Gracia dijo...

Menuda aventura, espero que todo saliera bien, espero poder ir en elguna ocasión, aunque desde tanlejos lo veo difícil, espero la 2ª parte del viaje.
Un beso.

Little Green Doll dijo...

Pues vaya con el taxista!! ya tengo ganas de ver cómo sigue la aventura...

Carmen dijo...

¿cómo sigue ésto? que intrigada me dejas, Angelines.

corapensa dijo...

!Hija yo no se como me lo monto ,pero "SIEMPRE ME PILLAS",con esas pintas de zarina que llevabas,se ve que en otra vida debi de ser tu ESCLAVA.menos mal que TE QUIERO si no,otro perro pa este hueso

Robledo Ruiz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Robledo Ruiz dijo...

Angelines, yo le suelto dos guayas al tio desalmao ese, pobrecitas, y lloviendo, es que hay gente pa to, un beso guapa

virtudes dijo...

Para cuatro días que llueve en sitges, y uno tiene que ser el día del Festival. Y encima os pilla a vosotras de lleno.
En fin, aventuras para contar.
Espero que la mala racha acabase ahí.

Mila dijo...

Vaya odisea, sí que sí... como ya sabes, no pude ir y no nos pudimos conocer, me temo que no va a ser hasta el día del curso....
Sigue contando cosas que así me va a parecer que he estado allí, eso sí, sin sufrirlo!!!
Besos.
Mila.

tinabarbano@hotmail.com dijo...

la anecdota tiene guasa, por lo menos os lo pasasteis bien en sitges, y yo trabajando , yo creo k miran mi calendario para poner las fechas.
la etapa siguiente? se espera con impaciencia. bsitos Tina

Pili dijo...

Vaya aventuras!!! si es que no se os puede sacar de casa ja,ja.
Besos.

Victòria dijo...

Al menos la aventura la pasastes en buena compañia. Me encantó poder conocerte en persona y compartir un ratito contigo y Pepa. Besos.

NINES dijo...

Pues qué tio más fresco!!!!!!!!!!con lo que llovia....ya vi yo a la bruja maldiciendo por el paseo cargada como una mula,jajaj pero claro no sabia nada del taxista.......Este año no nos hemos visto nadamás que de pasada.....

Paloma (Mardemenorca) dijo...

¡Menuda odisea!!!!
Menos mal que tuvo final feliz porque en el stand de Telas Luna estabais todas muy guapas. Un beso.

Magda dijo...

Lástima no haberte conocido, porque yo también estuve en Sitges con algunas de tus acompañantes y a Pepa si que tuve el placer de saludarla.
Lo que te pasó con el taxista olvídalo pronto, que el año que viene tienes que volver.
Un saludo

El rincón de Paloma. dijo...

Algo me explico Pepa, pero menuda aventura, me encanto estar un ratito contigo. Besos

Nuna dijo...

Pues nadie lo hubiera dicho !!! pues en el stand estabais fenomenales !!!!!!...bueno como siempre !!

Un saludo
Nuna

Carmiña dijo...

Hola Angelines!
qué barbaridad, que cara, menos mal que te supiste imponer, aunque a medias, porque eso de dejaros donde le dio la gana, ya le vale.
Que todos tus cursos, exposiciones y viajes sean perfectos de aquí en adelante