ACOLCHADOS DE LOS 100 DESEOS





Como por error no se colocó el cartel de SE PUEDE TOCAR, muchas de vosotras aparte de no poder leer todos los deseos, no visteis la trasera del quilt, por eso os muestro una foto general y detalles de los acolchados, el acolchado del agua por el derecho solo parecía textura, pero estaba diseñado para que al darle la vuelta vieseis que el agua estaba llena de peces, era un guiño a la realidad, los peces no solemos verlos pero sabemos que están.

7 comentarios:

Nieves dijo...

Hola Angelines: me encanta este trabajo. Despues de ver las fotos de los trabajos tan bonitos que habia en Sitges esta claro que tengo mucho que aprender. Besos

ANA dijo...

La verdad es que hay tanto donde mirar!!que se nos escapan muchos detalles preciosos como esos, habria que estarse alli un mes mirando, un besote Ana
Ah! y estoy deprimida, no me ha tocado tu sorteo buahhhh

Ana Miranda dijo...

Angelines, que pasada cuantas puntaditas. Como en su momento le dije a Eva, realmente para valorar estos trabajos, lo ideal sería conocer el significado y el porque, pero claro eso es demasiado trabajo, pero sería la forma de hacer una mejor valoración. Un abrazo

corapensa.mjose dijo...

No se yo si dirigirte la palabra;con tanta pelota que te he hecho y no me ha tocado,que se le va a hacer,no vayamos a perder las amistades por una nidiedad así; ME ENCANTA EL ACOLCHADO,voy a tener que ir rápididto a que me enseñes,ya sabes que yo lo pillo al vuelo

Septiembre dijo...

Me encanta esa creatividad que tienes. El quilt precioso, tremendamente imaginativo.
El acolchado impresionante, ese guiño a la realidad genial.
Seguro que ya estás pensando en lo próximo.
Enhorabuena...
Mavi.

Pili dijo...

Es precioso, lo ví en Sitges pero no sabía que era tuyo.
Para proximas exposiciones deberían poner una pequeña explicación de la autora con el fin de poder entender la simbología del quilt.
Besos.

Núria Madurell dijo...

Hola Angelines!!!!!
Para mí también fue un placer conocerte, aunque me hubiera gustado charlar contigo un buen rato y no entre "despacho yo despachas tu"...jejejejje
Y la colcha era una auténtica delícia, lástima que no pudiéramos leer todos los deseos...quizas en otra ocasión!!
Besicos